Skip to content

Ideas para cartas de amor

amor ideas

Las cartas de amor son una joya que poco a poco se va extinguiendo y es nuestra responsabilidad hacer algo al respecto. Si creemos en el amor, entonces no podemos permitir que desaparezcan de la faz de la Tierra.

La manera en la que entregas tu carta es súper importante, recuerda que la primera impresión lo es todo. Usa un sobre y decóralo, por ejemplo una luna se vería super romántica pues estaría diciéndole que la bajaste sólo para él.

Te oigo, te amo…

Son ya mil momentos de amor los que hemos compartido, son mil instantes juntos y muchas palabras en las que nos hemos dicho con música de amor lo que sentimos. Quizás jamás dejemos de decirnos lo que nos queremos, lo que nos amamos, lo que esperamos, el amor es así: nunca aparece el cansancio, nunca dejamos de producir magia con sentimientos. 

Y yo quiero que siga así, porque con cada palabra, con cada sílaba, con cada sonido que sale de tus labios me estremezco, y aunque ya conozca tu voz (¿cómo no conocerla si es lo único que quiero oír?) cada vez que te escucho vuelvo a temblar y me vuelvo a enamorar de ti, una y cien veces. 

Cuando no estás te oigo, cuando estás te admiro,
cuando no estás te siento, cuando estás te quiero abrazar. Recítame tus
pensamientos, tus esperanzas, lo que esperas de mi, lo que sueñas, procuraré meterme en tus sueños y en tus pensamientos, cumplir tus esperanzas y estar ahí cada instante. 

Te quiero seguir oyendo, sumando los sonidos,
guardando tus palabras en mis sentimientos, obedeciendo con amor tus anhelos. Te quiero seguir escuchando, cuando lo hago olvido el mundo, olvido mis penas, olvido hasta el olvido. 

Me despido de ti, no sin decirte que ahora no te
oigo, pero miento, grabé tus palabras diciéndome que me amas y por eso la
sonrisa se quedó perenne en mi. Deseo que llegue el momento de volvértelo a escuchar, porque tus te amo son mi fuerza de vivir. 

Te oigo, te amo.

Decirte que te amo se me queda pequeño…

Decirte que te amo se me queda pequeño, alguien debería inventar nuevas
palabras para definir mis sentimientos de entrega, de devoción, de admiración, de necesitarte cada segundo. Eso siento y más. Te digo que te amo, pero ya lo sabes, quizás de tanto repetírtelo se desvirtúan las palabras, pero no, cada vez que te lo digo es porque mi amor por ti ha aumentado. 

Quiero que lo sepas, no te amo en pasado, no te amo en presente, ni te amo en futuro, es un amor sin tiempo, tampoco tiene distancias, es simplemente amor puro, cargado de ilusiones, lleno de promesas que no deben cumplirse porque ya se cumplieron todas al conocerte. 

Te amo, como dos palabras que forman una sonrisa en tus labios, como dos cielos llenos de colores reflejados en tus ojos, como dos palabras infinitas que no deben dejar de sentirse. 

Amarte en realidad es un premio,
desconozco si te merezco, al menos lucho por merecerte, pero es un premio, es un regalo que cualquier persona debería recibir, pero que sólo tengo yo. 

Por dejarme amarte te doy las gracias y te ofrezco mil años de amor que
condenso en este beso que te entrego desde el fondo de mi mismo. 

Te amo 

Eres lo mejor, ¿cómo no
alegrarme?

Siento alegría por saber que me quieres, la vida es distinta y el aire tiene
aroma de sonrisas. Siento alegría por tenerte, la misma que siento porque te pertenezco.

Cada beso es un sueño y cada una de tus miradas es el cielo por el que camino sin fin. Que alegría tengo cuando amanezco pensando que te veré, que alegría cuando anochezco esperando despertar para volver a verte. Siempre es alegría, tu eres alegría.

Y es que el mundo es alegre, hasta la tristeza es alegre si tu me acompañas, si tu estás conmigo. Porque el amor es alegre, es dicha y tu eres el centro de
cualquier felicidad.

El mundo me ve alegre, y yo no disimulo la alegría, es difícil ocultar el amor, y es imposible no cuando se trata amarte a ti. Eres lo mejor, ¿cómo no
alegrarme?.

De nuevo hoy me acostaré con alegría, me dormiré con tu imagen en mi mente, sé que me amas y con eso durará mi alegría.

Que alegría!