Skip to content

Hacer cartas de amor

amor
Hacer cartas de amor
5 (100%) 4 vote[s]

La mayoría de la gente no se toma la molestia de escribir una carta de amor. Prefieren utilizar un mensaje de texto o un correo electrónico, sin darse cuenta de que en las cartas se pierde la esencia de la persona. En las cartas manuscritas hay mucho más sentimiento del que cualquier máquina puede proporcionar.

Las cartas de amor están pasando de moda, y casi nadie quiere perder el tiempo expresando sus sentimientos. No se dan cuenta de que el amor nunca pasa de moda, que siempre está presente y que las cartas son siempre bienvenidas. Una vez leídas, siempre quedan como un hermoso recuerdo que la persona sabrá cómo conservar para siempre. Incluso si el mundo se derrumba y no hay electricidad, la carta siempre estará allí, para ser leída una y otra vez. Es el regalo perfecto para la persona que amas.

Usted puede pensar que escribir una carta de amor es difícil, complicado, y necesita mucha paciencia e inspiración, pero no es para tanto. Simplemente deja que los sentimientos se expresen sin miedo a lo que puedan pensar. Cuando escribes con el corazón, es imposible hacerlo mal.

Hacer cartas de amor

La preparación para escribir una carta de amor no tiene nada que ver con el papel, la pluma o los materiales que necesitas. Es una preparación mental. Lo más importante es preparar tu alma y tu corazón para que se sientan libres de expresar sus sentimientos, sin tener que sentir miedo o presión por lo que la otra persona pueda sentir.

Cartas de amor en sobres de papel

Una buena manera de deshacerse de esa presión es pensar que sólo vamos a escribir la carta para nosotros mismos. Que no vamos a enviarlo. Que sólo queremos escribirlo y luego veremos qué hacemos con él. De esta manera, diluimos los miedos que pueden surgir, imaginando a la otra persona mientras lee nuestras líneas.

Encuentra un lugar tranquilo donde nadie pueda molestarte. Cierre la puerta y trate de eliminar las distracciones. La electrónica, la radio, la televisión…. Puedes crear un mejor ambiente colocando velas, un palo de incienso, música de fondo relajante….

Antes de escribir la carta en una hoja de papel en blanco, utilizaremos otras hojas sucias, donde podremos escribir con más tranquilidad, sin temor a equivocarnos. Primero utilizaremos una de estas hojas para hacer unas listas de ideas que luego podremos plasmar en nuestra carta de amor.

Lista de ideas

Lo más importante en una carta de amor es mostrar nuestros sentimientos de una manera única y original. Por lo tanto, la primera recomendación es que hagas una lista en la que anotar cada una de las ideas que aparecen en tu mente. Para ayudarle a comenzar, trate de responder las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo te sientes ahora?
  • ¿Es un sentimiento positivo o negativo?
  • Por qué?

Después de responder a estas preguntas, seguramente se le ocurrirán las primeras ideas. Trate de experimentar algún tipo de sensación física: euforia, admiración, afecto, optimismo, gratitud, satisfacción, amor, placer, ira, odio, tristeza, indignación, impaciencia, aburrimiento, envidia, venganza, celos?

Asegúrese de anotar cada una de las sensaciones, y también de anotar las razones de las mismas.

Piensa en la otra persona

Cuando pensamos en la otra persona, las sensaciones y sentimientos también salen a la superficie. ¿Qué es lo que te atrae de él? ¿Cuáles son las cosas que te han hecho enamorarte así? ¿Son aspectos físicos o aspectos de su personalidad? Tal vez sea su carácter, su temperamento, la forma en que hace las cosas, su sentido del humor o lo bien que te hace sentir con su presencia.

Haga una nueva lista escribiendo todo lo que le gusta de la otra persona. Lo que te gusta y lo que valoras de forma positiva, al menos en la medida en que te hace sentir.

Si te gustan sus brazos, puedes escribir una frase como ésta: “Me gustan tus brazos, porque son fuertes, pero tiernos cuando me abrazan.

Si te gusta su sonrisa: “Sólo para verte sonreír y el mundo es un lugar mejor…”.

Pero no te concentres sólo en las características físicas, continúa con la lista de frases creadas también por las cualidades de su personalidad.

Puedes usar los recuerdos para obtener más ideas. Seguramente me viene a la mente la primera vez que se conocieron. Los lugares a los que fuiste ese día. Algunos viajes juntos, algunas vacaciones, momentos en la universidad, en el parque, en alguna fiesta…. Usa cualquier detalle que recuerdes, ya que tienen mucha carga romántica.

Otra sábana sucia para empezar tu carta

Ahora que tienes tu lista de emociones e ideas que quieres capturar, es hora de empezar a escribir, pero para que no te preocupes por hacerlo bien, o para que no dejes de cometer errores ortográficos, es mejor empezar con una hoja sucia, entonces puedes revisar y corregir con tranquilidad.

No tienes que preocuparte por nada más que por expresar lo que sientes, tal como lo has compilado en tus listas anteriores. Tómate todo el tiempo que necesites. No hay prisa.

Si es la primera vez que escribes una carta de amor, es normal que no sea del todo correcta y que tenga errores gramaticales o léxicos. Pero eso no debería preocuparte. Es como cuando un niño pequeño hace un dibujo para sus padres. El valor no está en hacerlo bien, o con trazos perfectos. El valor está en transmitir la propia esencia de la persona en lo que hace. Es tan simple como eso.

Comience la carta explicando las razones por las que decidió comenzar a escribir. Probablemente encontrará muchas de esas razones en su lista de ideas y sentimientos. Puedes empezar diciendo algo así:

“Siempre me resulta difícil expresar lo que siento en persona, así que decidí escribirlo en un papel…”

“Te amo. Quiero que sepas que esa es la razón principal por la que estoy escribiendo estas líneas ahora…”

El cuerpo de la carta

Ahora es el momento de incluir las ideas recogidas en las listas anteriores y escribir el cuerpo de la carta, que será la parte más larga y costosa. Puedes empezar como quieras. No hay reglas sobre cómo hacerlo. Es posible que prefiera expresar sus sentimientos actuales, la forma en que se siente en ese momento, y continuar con el resto de las oraciones más adelante.

Use la carta para decir aquellas cosas que son difíciles de decir en persona. Cuando hablamos cara a cara, no tenemos tiempo para pensar, y hablamos improvisadamente. Aproveche el tiempo del que dispone para ordenar sus ideas y expresarse de la mejor manera posible.

Así como en la búsqueda de ideas inspiradoras te has basado en las cualidades positivas de la otra persona, al escribir la carta también debes seguir el mismo espíritu positivo, evitando hacer referencia a sentimientos negativos o a aquellos que no aportan nada bueno a la escritura. Nadie quiere leer nada negativo, mucho menos en una carta de amor. Cuando vuelva a leer la carta, compruebe que todos sus pensamientos tienen un toque positivo, nunca negativo.

Vuelve a la lista y escribe sobre el futuro. Las ideas que te gustaría ver cumplidas a su lado. Recuerde lo importante que es la relación y el tipo de compromiso que le gustaría hacer.

Finalmente, cuando hayas agotado tu arsenal de ideas y frases románticas. Escribe un recuerdo que te haga reír. Por ejemplo:

“¿Recuerdas el bar donde nos conocimos? El camarero arrojó la bandeja de bebidas a una señora que se fue enojada. No podíamos dejar de reírnos. Recuerdo que nos reímos entre besos…”

La despedida o parte final

Esta parte se llama despedida, pero no tiene nada que ver con decir adiós a la otra persona. Es simplemente la parte final de la carta.

En este punto, es el que debe tener más cuidado al elegir sus palabras. Esta es la última sensación que va a tener la persona que lea su carta, así que es muy importante que sea lo mejor que pueda ser.

Busque la frase que usted sabe que puede llegar a su corazón, o simplemente reitere cuánto siente al respecto. Un “Te amo” o “Te amo” puede ser una buena manera de terminar la carta.

Puede firmarlo con su nombre, pero no tiene que hacer el garabato o la rúbrica. Esas cosas son para otro tipo de cartas. En tu caso, el nombre es más que suficiente.

Finalmente, anote la población y la fecha. Una carta de amor necesita tener una cita. Como es un regalo tan especial, es muy probable que la otra persona lea y relea su contenido muchas veces. A veces pueden pasar años, y la carta seguirá teniendo un valor muy especial.

Por eso siempre te gusta recordar la fecha y el lugar donde se escribió la carta.

Imagenes de hacer cartas de amor