Skip to content

Cartas de amor de despedida

carta de despedida

No sé cuándo empecé a perderte, ni cómo se ha producido esta lenta despedida. Lo único que siento es tu ausencia, un revuelo de sentimientos y la sensación de estar perdido.

Quizás no es que te haya perdido, sino que mis sentimientos se han ido por circunstancias que todavía estoy tratando de entender y descifrar… porque ni siquiera entiendo cómo el calor puede congelarse en cuestión de momentos. Por eso, con la intención de que me entiendas, te he escrito esta carta de despedida.

Me despido pero no me arrepiento de nada

Sabes, cuando pierdes a alguien o te desconectas de una persona, se convierte en un vacío insoportable dentro de ti si consideras que, por el mero hecho de serlo, es auténtico e incomparable. Eso me pasa contigo….

Tengo tantas cosas que hacer, tantas cosas que hacer sin decirte…. Pero cuando tengo un nudo en la garganta delante de ti y mis palabras juegan a esconderse, porque te he fallado, no he podido continuar la promesa de unir mi vida con la tuya para que podamos hacer el viaje juntos.

Parece que mi parada se ha adelantado, al contrario de lo que imaginábamos….

La verdad es que no me arrepiento de nada de lo que hemos hecho hasta ahora. Nada de lo que se ha hecho, ni de lo que se ha dicho, ni de lo que se ha sentido. Bueno, he vivido momentos únicos contigo, he sentido cosas extraordinarias y hemos hecho cosas irrepetibles juntos.

Cartas de amor de despedida

Es una despedida, pero gracias.
Nadie me ha amado más sincera y amablemente que tú. Nadie me ha enseñado nunca que el amor, a medida que llega, se construye y que lo importante en la vida es entregarse a lo que se hace, entregarse a la evidencia de los hechos y fluir con ellos… y que las oportunidades son sólo cuando salimos a buscarlos…..

Una vez más, me gustaría agradecerte por tu compañía a mi lado, todo lo que me has enseñado y que hemos aprendido y descubierto juntos.

Porque si hay algo de lo que estoy seguro, es de que me has hecho mejor persona. Quiero decir que gracias a ti empecé a descubrirme y a contactarme de una manera diferente. Y eso es invaluable. Tal vez nunca te lo dije…

Las cosas que nunca te dije son las que ni siquiera yo puedo explicarte con palabras. Las cosas de los sentimientos, las cosas del amor, el afecto y la nostalgia, las que sientes desde dentro….

Te recuerdo y te cuento todo lo que tal vez no te dije, pero que tú sabías y respetabas en esta carta de despedida.

No ha habido un día en el que no haya apreciado poder encontrarte en mi camino y conocerte. Porque aunque ya no somos iguales, tú eres la persona más importante que he conocido, la más sincera y auténtica…. tus ojos me lo dijeron.

Me despido, aunque sigas siendo parte de mí

Tú y yo, caminamos por senderos secretos y otros muy ocupados, pero los hicimos nuestros al caminar nuestras emociones a través de ellos. Aprendimos que el amor más que un sentimiento puede convertirse en algo inexplicable que se siente como una explosión interna que te lleva a descubrir la esencia de la persona que sabe cómo mirarte a los ojos y hablar con ellos a través del silencio.

Hablamos el mismo idioma durante muchos días, hasta que empecé a no entenderlo… Por eso digo que lo siento…

Pero también te digo que sigas siendo como eres, desde tus pies hasta tus sentimientos. Y que amas con esa sencillez que te caracteriza, tan pura. Que estaré allí, te lo prometo; de lo contrario, sí, por lo que me permitas y por mis sentimientos, pero no te olvidaré. Tú eres parte de mí. De mi historia, de mi vida y de mi persona.

En mí hay un poco de ti y supongo que en ti, otro poco de mí. Tal vez no seguimos el camino juntos, pero todo ha sido tan saludable y auténtico, tan sincero y amable, que todavía eres alguien importante en mi vida. Mi punto de inflexión.

Aunque esta es una carta de despedida, no la considero, porque no quiero hacerlo y porque creo que decir adiós es imposible para mí. Seguirás ahí, aquí y de muchas otras maneras, porque cuando conoces a alguien y te dejan entrar en su vida, a pesar de todo, es imposible borrar su rastro.

Ejemplo de carta de amor de despedida

Hasta que el corazón,

Sí, esta es una carta de amor de despedida. No puedo dejar de escribírtelo porque me es imposible despedirme de ti. No podía volver a mirarte porque me perdería en el color de tus ojos, no podía volver a hablarte porque quedaría atrapado entre tus labios, así que me voy ahora y te dejo todo mi amor en esta carta.

Sabes bien que esta historia de amor no puede tener un final feliz, sabes bien que los dos vamos a sufrir, y pensé en despedirme ahora que todavía sentimos la felicidad de amarnos los unos a los otros. También sabes que nunca he amado a nadie de la manera en que te amo y que es difícil para mí imaginarme sintiendo este amor de nuevo. Pero me despido de ti de todas formas.

No voy a ir vacía. Perdóname si me llevo tus besos, tus caricias y tus abrazos. Perdóname si tomo las risas y las confidencias. También puse en la maleta el olor de tu pelo, el sabor de tu piel y el sonido de tu voz. Todo lo que tomo para guardarlo como un tesoro en mi corazón.

Puedes guardar el recuerdo de esta historia de amor que no pudo ser, pero que será, en otro momento, en otra vida, de eso estoy seguro. Y espero que entiendas esta despedida precipitada pero inevitable, porque me gustaría quedarme para siempre en un rincón de tu corazón.

Te recordaré para siempre.

Cuando la carta de amor de despedida es muy triste

Decir adiós en una carta: la despedida que necesitamos

Hola amor,

Esta es la carta que nunca pensé que escribiría, pero ha llegado el momento. Un amor tan bello como el nuestro merecía un adiós en el punto álgido de lo mucho que nos amábamos: por lo que vivíamos juntos, por lo que sentíamos, por lo que éramos? El problema es que ya no lo somos.

Aunque sé que ambos necesitamos separarnos, tengo que admitir que la tristeza me invade con cada palabra que escribo. No puedo sacudir la cabeza por lo mucho que estuvimos enamorados un día. Éramos felices. Pero tú y yo sabemos que es mejor dejarlo antes de que las nubes del desgaste eclipsen los rayos de nuestros felices recuerdos.

Por eso hoy les voy a decir lo que nunca me he atrevido a decirles: Ya había imaginado una vida contigo. Las imágenes han pasado por mi cabeza de nosotros educando a nuestros hijos, construyendo un nuevo hogar, caminando nuestras arrugas a lo largo de la playa….

Y una vez más, la vida nos muestra cuánto puede cambiar en muy poco tiempo. Y ahora, tenemos que despedirnos.

Es posible que la nuestra no vuelva a funcionar. Pero nos queda todo lo que hemos vivido.

Tal vez de otra manera, pero siempre te amaré.

Estas son las palabras más hermosas para decir adiós

Carta de amor de despedida y agradecimiento

Hasta otro, mi amor,

Estoy seguro de que éramos felices en algún momento, pero ya no me acuerdo. Los malentendidos han logrado borrar los buenos recuerdos de mi cabeza. Pero creo que vale la pena hacer un último esfuerzo para que este punto y final nos reconcilie.

Puede que sea un poco tarde, pero antes de decir mi última despedida creo que mereces un agradecimiento. Puede que no hayamos sido capaces de rastrear una relación que había estado arrastrándose sobre el terreno durante algún tiempo. Pero no importa lo mal que estemos ahora, todavía puedo ver tus virtudes y todo lo que has hecho por mí.

Por esta razón, más que una carta de despedida, quería escribirte una carta de agradecimiento. Quiero agradecerte por haberme apoyado en los malos tiempos, incluso cuando ambos sabíamos que seguíamos juntos por el hábito de amarnos. Siempre fuiste cortés y leal y quería agradecerte por tu honestidad.

Gracias por enseñarme lo mucho que puedes amar a alguien y lo poderoso que puede ser un sentimiento de amor. Contigo aprendí a besar el alma de quien amas y a comprender la intimidad con el miserable toque de los labios. Comprendí que para amarte tanto, antes tenía que aprender a amarme y tú me ayudaste a hacerlo. Gracias porque después de esta relación mi comprensión del amor ha cambiado casi tanto como crecí durante la relación.

A pesar de la despedida, salgo reforzado de la nuestra: con más confianza en mí mismo y más ganas de comer el mundo. Espero que te haya pasado lo mismo a ti.

Porque, a pesar de todo, le deseo todo lo mejor.

Imágenes de cartas de amor de despedida