Skip to content

Cartas de amor por san valentin

¡Feliz día del amor!

Amor, hoy celebramos un día más de San Valentín y quiero darte las gracias. Gracias por todos los momentos maravillosos que pasamos juntos, por tus ocurrencias que siempre me hacen reír. Por cuidarme tanto y por ayudarme cuando lo necesito.

Por apoyarme y mostrarme que pase lo que pase, siempre estarás conmigo. Amor, eres sin duda el chico que cualquier chica querría y tengo la suerte de tener tu amor. Te prometo que seguiré cuidándote, amándote y dándote lo mejor de mí hasta que me dejes.

Sabes, tienes algo que sólo puedo ver en ti, esa luz, ese brillo en tus ojos, esa forma de sonreír son los pequeños detalles que me hacen enamorarme de ti. Podría conocer a miles de niños y tal vez podría gustarme pero nadie tendría ese aura especial que tienes, esos detalles que me tocan y me hacen amarte más y más.

Si tengo un mal día y te veo, siento que todo desaparece, amor en serio, siento que las cosas mejorarán porque con tus besos y tu forma de hacerme reír la vida es más ligera, las cosas menos importantes y tú eres la única que me hace feliz.

Feliz día de San Valentín, mi amor nunca olvida lo especial que eres para mí, que te amo y que quiero que siempre sea así.

Feliz día de amor al príncipe de mi vida

Feliz día de amor al príncipe de mi vida.

Sí, ese eres tú, el amor que me hace dibujar corazones, que me hace escribir cartas como ésta en la que te digo que te quiero y que es a tu lado que quiero pasar toda mi vida.

Amor, no te miento cuando te digo que te adoro y que cada vez que imagino mi futuro estás en él, compartiendo mis días, haciéndome feliz, mirándome con esos ojos que no mienten y que me dicen que me amas.

Doy gracias a Dios por tenerte en mi vida, por haber persistido y por seguir a tu lado a pesar de los momentos difíciles que tuvimos, ahora todo está en calma, ahora no tengo ninguna duda de que te quiero.

Quiero que tengamos un buen día, amor, que caminemos, que comamos lo que más te guste, que tomemos fotos y que guardemos todos estos momentos en nuestros corazones como prueba de lo bien que pasamos juntos.

Tal vez no podamos vernos tanto como queremos, tal vez no podamos pasar tanto tiempo juntos, por eso hoy quiero aprovecharlo para que te sientas orgulloso y recuperar todo el tiempo que nuestros deberes nos quiten. Para mostrarte que para mí el día del amor es siempre cuando estoy a tu lado.

Te quiero, feliz día de San Valentín.

Feliz día de San Valentín, mi vida

Feliz día de San Valentín, mi vida.

Días como estos me recuerdan cuando todavía éramos amigos, cuando nos contábamos cosas y no sospechábamos lo importantes que seríamos el uno para el otro.

Poco a poco lo inevitable sucedió, nuestros corazones se dieron cuenta de que no había nada mejor que pasar tiempo juntos.

Y ahora que tengo tu amor, tus besos, tus abrazos, tu “te quiero”, no podría ser más feliz. Amor, te has convertido en el niño de mis sueños, poco a poco te has ganado completamente mi corazón, con tus detalles, con tus ocurrencias, con tus esfuerzos por hacerme feliz; por eso mereces todo lo que hago por ti, mereces que te ame con todas mis fuerzas y que te haga muy feliz y te prometo que lo haré hoy y siempre.

Hoy, al celebrar el Día de San Valentín, quiero que nos olvidemos del mundo y nos concentremos en nosotros mismos, en nuestro amor, en nuestros sueños que seguramente se harán realidad.

Yo te amo, y no me cansaré de repetirlo, de mostrártelo y de contárselo al mundo. Espero que todo lo que hemos construido siga en pie, hagámoslo así. Feliz día de amor, amor de mi vida.

Las cartas son regalos que puedes guardar y releer cuando quieras y ese es su encanto. Además de tener el detalle de tener la caligrafía de la persona que amamos, lo que la hace más especial.

Así que no olvides escribir una carta a tu amante el día de San Valentín. Deje las cartas atrás y trate de expresar sus sentimientos de manera más amplia a través de una carta.

Días como estos me recuerdan cuando todavía éramos amigos

Feliz día de San Valentín, mi vida.

Días como estos me recuerdan cuando todavía éramos amigos, cuando nos contábamos cosas y no sospechábamos lo importantes que seríamos el uno para el otro.

Poco a poco lo inevitable sucedió, nuestros corazones se dieron cuenta de que no había nada mejor que pasar tiempo juntos.

Y ahora que tengo tu amor, tus besos, tus abrazos, tu “te quiero”, no podría ser más feliz. Amor, te has convertido en el niño de mis sueños, poco a poco te has ganado completamente mi corazón, con tus detalles, con tus ocurrencias, con tus esfuerzos por hacerme feliz; por eso mereces todo lo que hago por ti, mereces que te ame con todas mis fuerzas y que te haga muy feliz y te prometo que lo haré hoy y siempre.

Hoy, al celebrar el Día de San Valentín, quiero que nos olvidemos del mundo y nos concentremos en nosotros mismos, en nuestro amor, en nuestros sueños que seguramente se harán realidad.

Yo te amo, y no me cansaré de repetirlo, de mostrártelo y de contárselo al mundo. Espero que todo lo que hemos construido siga en pie, hagámoslo así. Feliz día de amor, amor de mi vida.

Las cartas son regalos que puedes guardar y releer cuando quieras y ese es su encanto. Además de tener el detalle de tener la caligrafía de la persona que amamos, lo que la hace más especial.

Así que no olvides escribir una carta a tu amante el día de San Valentín. Deje las cartas atrás y trate de expresar sus sentimientos de manera más amplia a través de una carta.